Volkswagen acaba de sorprender a propios y extraños. Y es que la reconocida firma alemana, ha anunciado recientemente una inversión adicional de 10 millones de dólares en su infraestructura de recarga para coches eléctricos en Estados Unidos.

En ese sentido, Jörg Sommer, vicepresidente de marketing y estrategia de Volkswagen de América presentó el enfoque global para la movilidad eléctrica que rodeará el futuro lanzamiento del e-Golf 2015. Sommer ha anunciado que este novedoso vehículo estará equipado de un tubo de escape de cero emisiones.

e-golf-chargepoint

Asimismo, el ejecutivo de la marca alemana aprovechó el evento para divulgar el compromiso de la compañía, que invertirá 10 millones de dólares en su red de recarga eléctrica para 2016 en el país norteamericano.

Estas declaraciones de Sommer van en consonancia con la situación actual de los puntos de recarga en Estados Unidos, puesto que Volkswagen no se encuentra del todo satisfecha con el número de los mismos en territorio americano:

“Las diferentes casas automotrices han comercializado eficazmente varios modelos eléctricos que satisfacen las necesidades de los conductores estadounidenses. Tanto Volkswagen como las demás compañías hacen inversiones importantes en este sentido, no obstante nos complacería poder contar también con el apoyo de la financiación estatal en cuanto a establecer rápidamente las redes de recarga en zonas urbanas y pasillos interestatales”, precisó el vicepresidente.

Sommer añadió que a su compañía le agradaría observar un mayor compromiso de las organizaciones gubernamentales para adquirir flotas menos contaminantes, tales como coches eléctricos e híbridos. “Debería de ser una prioridad estatal el conceder a los compradores de flotas de coches eléctricos, la flexibilidad que necesitan”, afirmó.

Asimismo, el vicepresidente de Volkswagen para América recalcó la necesidad de recibir un apoyo adicional en el congreso norteamericano para revisar la regulación de gas invernadero del EPA (Agencia de Protección Medioambiental), a fin de ampliar los créditos para la fabricación de más coches eléctricos.

e-golf-i3-chargepoint-charging

Volkswagen ha detallado igualmente que esta inversión de 10 millones de dólares incluirá el punto de recarga más rápido CCS, el ‘Charge Point’ Volkswagen/BMW, pero que va mucho más allá. “La compañía invertirá también en apoyar la instalación de estaciones eléctricas en puntos clave y en la adopción de programas que refuercen los esfuerzos de masificación del coche eléctrico”, señaló.

Finalmente, Jörg Sommer anunció que el nuevo e-Golf de Volkswagen saldría muy pronto al mercado, puesto que carecería de sentido ampliar toda la red de recarga eléctrica, si no se tuviera la intención de poner a la venta este nuevo modelo en los 50 estados norteamericanos.

Fuente: insideevs.com