No es ningún secreto que las grandes marcas europeas ya miran seriamente hacia el vehículo eléctrico. Sus planes de futuro deben y tienen que pasar por esta movilidad y fabricantes como Volvo ya se han marcado algunos objetivos. Como ya podéis saber, la firma sueca siempre está a la vanguardia de todo lo relacionado con el automóvil pero todavía les quedaba el paso eléctrico y parece que por fin ha llegado con la preparación de una plataforma modular para servirá para dar la bienvenida a sus futuros modelos eléctricos.

Según las informaciones registradas, Volvo ha asegurado que su primer vehículo limpio llegará a los concesionarios en 2019, y lo hará con un paquete de baterías bajo el brazo de 100 kWh de capacidad, por lo que las cifras de autonomía podrían estirarse hasta los 500 o 600 kilómetros, algo que lo situaría a la par de Tesla.

volvo-electrico-2019

Además, esta nueva plataforma de la que hemos hablado permitirá también dar cabida a distintos modelos de diferentes potencias – entre 100 y 450 kW – y diferentes capacidades de baterías, por lo que su modularidad será excelente para reducir costes de fabricación.

La intención inicial de Volvo es sacar distintos modelos que se amolden a diferentes rangos de público, por lo que presumiblemente las versiones con baterías de 100 kWh serán las de más alta gama.

Hasta el momento, Volvo cuenta con modelos híbridos enchufables en su oferta, por lo que ya tiene experiencia en electrificación, pero este nueva paso será el definitivo para acomodarse en la movilidad que más va a crecer en los próximos años.

Fuente: GreenCarCongress