Igual que en el caso del Plan MOVALT destinado a la compra de vehículos de energías alternativas, el destinado a la infraestructura de recarga  también se ha agotado en apenas 24 horas, demostrando, una vez más, que las cuantías destinadas siguen siendo más que insuficientes.

movalt-infraestructura

El Plan MOVALT de infraestructura de recarga se puso en marcha el día 23 de enero a las 10 horas de la mañana, pero un día después ya se habían agotado los 15 millones de la ayuda. De hecho, se han registrado 474 solicitudes que, traducidos en euros suponen un total de 25,5 millones de euros. De este modo, quedan 10,5 millones de euros en una lista de espera provisional que solo se resolverá en caso de liberarse presupuesto o con una dotación de presupuesto adicional.

Sin duda, este segundo caso vuelve a reabrir el tema de las ayudas a vehículo eléctricos. Sabemos que la demanda se va multiplicando año tras año y que los ciudadanos están ya muy interesados en la movilidad eléctrica, pero el Gobierno sigue sin ampliar la dotación de ayudas para un sector que está y seguirá en auge. Como ya hemos dicho otras veces, la solución no pasa por parches temporales basados en unos cuantos millones de euros, sino una ayuda permanente como bien podría ser una rebaja del IVA.

Veremos cómo reacciona el Ministerio de Industria ante tal evidencia y de si una vez por todas aplican un programa que sea óptimo y equitativo.