Si has comprado un coche eléctrico o un híbrido enchufable o bien tienes pensado comprar uno, seguro que una de tus grandes dudas es sobre la recarga de dicho vehículo. Donde lo tengo que recargar, como lo tengo que recargar, cuánto tarda en recargar, que cables necesito para recargar… son sin duda algunas de las dudas más comunes que se nos plantean.

Y es lógico, ya que cada vez son más los conductores de vehículos enchufables que se suman a las carreteras con un amplio abanico de modelos para escoger, el cual irá aumentado durante los próximos años. No obstante, a medida que aumenta el parque móvil eléctrico, también debe de aumentar los puntos de recarga y las soluciones para recargar estos vehículos.

Uno de los elementos indispensables para la recarga es el cable, ya que sin él es imposible conectar el vehículo a la toma eléctrica, ya sea en casa, en el trabajo o en cualquier otro lugar. De hecho, muchos puntos de recarga ubicados en la vía pública, los cuales puedes encontrar, ver y activar con la web y APP de Electromaps, no cuentan con cables, por lo que es completamente indispensable disponer de uno en el vehículo para poder efectuar esas recargas. Igualmente ocurre si instalamos un punto de recarga en nuestro garaje, en el cual tendremos que conectar el vehículo a esa toma.

Es por eso que si eres usuario de vehículo eléctrico o simplemente estás interesado en adquirir uno, te interesa conocer de antemano los dos grandes tipos de cables de carga para coches eléctricos.

Cable Tipo 2 a Tipo 2

Por un lado tenemos el cable de Tipo 2 a Tipo 2, es decir de una toma Mennekes a otra toma Mennekes. Este cable que más se utiliza en puntos de recarga en vía pública o privados, pero también en el garaje particular si en él disponemos de un cargador Tipo 2, ya que la gran mayoría de vehículos cuentan con este tipo de enchufe.

En Electromaps contamos con dos cables Tipo 2 a Tipo 2, ambos trifásicos hasta 32 Amperios, con capuchón protector en los conectores y personalizados con nuestro logo. Podéis escoger entre el cable de recarga normal Tipo 2 a Tipo 2 de 5 metros de longitud, o bien el cable de recarga en espiral Tipo 2 a Tipo 2 de 6 metros de longitud que permite una mayor comodidad y orden.

Además, ambos modelos los podéis guardar en una funda protectora también personalizada con el logo de Electromaps.

Por otro lado tenemos el cable de recarga Tipo 1 a Tipo 2, es decir el que va desde una toma Tipo 1- SAE J1772 hasta una toma Tipo 2 Mennekes. De este modo, podemos conectar un punto con toma Tipo 2 a un a vehículo que lleve Tipo 1, aunque en la actualidad en Europa ya no se fabrican modelos que lleven con toma Tipo 1.

Cable tipo 1 tipo 2

Llevando un cable de recarga en tu vehículo evitarás la sorpresa de llegar a un punto de recarga que no disponga de cables, ya que de este modo podrás conectar el tuyo sin inconvenientes.