Como ya sabéis, la borrasca “Filomena” ha causado un gran impacto en España. Hacía decenas de años que no se veía una nevada de esta magnitud en muchos lugares como Madrid, Teruel, Lleida o el interior de la Comunidad Valenciana. Esto ha tenido un gran impacto negativo en la circulación, con miles de vehículos atrapados en muchas carreteras y autovías, lo que ha evidenciado la falta de preparación para la circulación en situaciones extremas de invierno a causa de la falta de conocimiento en educación vial en momentos como el vivido.

Desde Electromaps queremos poner nuestro granito de arena y daros algunos consejos de como conducir vuestro coche eléctrico con nieve o situaciones de frío extremo.

Antes de empezar hay que tener claro que, a pesar de ser eléctrico, sigue siendo un coche, por lo que son aplicables todas las recomendaciones habituales, aunque con particularidades que nos pueden ayudar cuando nos movemos o nos queremos mover por carreteras llenas de nieve.

Para empezar, el motor eléctrico es gran aliado en estas situaciones ya que la ausencia de embrague, marcha y el par instantáneo nos ayudan para poder empezar la marcha suavemente acariciando el acelerador, lo que reduce el riesgo de pérdida de tracción. También hay que tener en cuenta que los coches eléctricos acostumbran a llevar neumáticos más estrechos para reducir la fricción y aumentar la autonomía, lo que también puede servir de ayuda en la circulación con nieve ya que la superficie de contacto de anchura es menor. No obstante, en estos casos lo más importante es montar neumáticos de invierno, elemento que realmente nos permitirá circular con mayor seguridad.

Otra característica interesante del coche eléctrico es el freno regenerativo, el cual nos proporciona un frenado mucho más suave, equilibrado y con mayor regulación que puede reducir, entre otras cosas, la probabilidad de que el coche patine en el momento de la frenada. Además, el uso del motor tanto para acelerar como para frenar ayuda a una mayor consistencia y seguridad. Pero cuidado, cuando la batería está fría (primeros kilómetros) el sistema de regeneración generalmente no funciona, por lo que es recomendable aumentar la atención y disminuir la velocidad durante esos primeros compases de circulación. Una vez la batería se calienta, la regeneración vuelve a funcionar correctamente.

En el lado opuesto está la autonomía y, como la mayoría ya sabéis, los extremos no gustan en los coches eléctricos. El frío empeora claramente la autonomía, por lo que es aconsejable salir de casa con las baterías cargadas al máximo en temporales de nieve y hielo. Además, hay que tener presente que si encendemos la calefacción restará algo más de autonomía. No obstante, el sistema de precalentamiento de los coches eléctricos (activable sin estar encendidos) ayuda a que cuando nos sentemos en él tanto el habitáculo como las baterías hayan cogido algo de calor. Otra ventaja es que el coche eléctrico evita cualquier problema de arranque en frío que sí pueden tener los motores de combustión.

Respecto a la recarga, con las baterías frías el tiempo de recarga aumenta, por lo que hay que tener presente que, por ejemplo, en una carga nocturna en nuestra casa, ésta puede demorarse algo más de lo habitual. Lo mismo ocurre si paramos en un cualquier cargador público.

En resumen, las características del motor eléctrico, combinadas con el frenado regenerativo, pueden hacer que conducir en condiciones climáticas adversas sea más seguro y más fácil que un automóvil convencional, mientras que la función de precalentamiento garantiza la comodidad al volante en el momento de empezar el trayecto.

Consejos rápidos para circular con nieve y frío con un coche eléctrico:

  • Salir con la batería llena o prácticamente llena.
  • Utilizar neumáticos de invierno o, en su defecto, llevar cadenas.
  • Llevar ropa de abrigo.
  • Conducir sin prisa y suave, sin volantazos. Preferiblemente usar el modo de conducción ECO.
  • Precalentar el coche.
  • Usar el freno regenerativo.
  • Revisar que las escobillas del limpiaparabrisas no estén en mal estado.

Y si queréis saber más sobre conducción sobre nieve o queréis aportar vuestra experiencia y conocimiento, pasaros por el tema del foro sobre conducción sobre nieve