Esta es la pregunta que se están haciendo actualmente miles de españoles. El anuncio del gobierno sobre su intención de prohibir la comercialización de vehículos de combustión e híbridos ha puesto en el punto de mira a los vehículos eléctricos. Pero, ante ese primer contacto con una tecnología desconocida muchos se hacen la misma pregunta, ¿debo comprarme un coche eléctrico?

La realidad es que, a día de hoy, el vehículo eléctrico se enfrenta a una serie de retos que podremos ver resueltos seguramente en poco tiempo. Sin embargo, mientras eso ocurre desde Electromaps queremos resolver determinadas dudas que podáis tener a la hora de enfrentar la compra de un vehículo eléctrico. 

¿Cuántos kilómetros hago al día?

Ésta es quizá la pregunta más importante a la que uno debe enfrentarse cuando está interesado en comprarse un vehículo eléctrico. Como seguramente ya sabremos, las autonomías de los distintos modelos que hay actualmente en el mercado dependen de la capacidad de las baterías que contienen. Así, según eso nos permitirán cubrir unas distancias de entre 150 y 500 kilómetros. 

En este caso, lo importante es saber cuántos kilómetros se hacen al día. La media diaria, según los principales agentes de movilidad eléctrica, es de 80 kilómetros. Si tus trayectos diarios se encuentran dentro de este margen podrás elegir el vehículo eléctrico en función de otras variables distintas a la autonomía, ya que la mayoría de modelos actuales te permitirá cubrir esta distancia con comodidad.

¿Qué hábitos de transporte tengo?

Debes preguntarte cuáles son tus recorridos más habituales, es decir, si normalmente usas el coche solo para ir al trabajo a diario o si lo utilizas también para tu tiempo de ocio y vacaciones. A causa de la escasez de puntos de recarga en itinerancia, debes saber que exceder la autonomía de tu vehículo eléctrico puede conllevar agotar la batería. Salvo algunos modelos como los Tesla, los demás no tienen una autonomía mayor de 300 km en la actualidad por lo que si tu intención es salir los fines de semana y recorrer más de esa distancia seguramente aún no estés listo para este tipo de vehículos.

¿Dónde puedo que cargar el vehículo eléctrico?

El concepto de recarga de los vehículos eléctricos es sencillo porque está pensado para recargarlo en casa. De manera que si vives en una vivienda unifamiliar o en bloques de pisos con garaje bastará con que lo enchufes a un punto de carga doméstico para recargarlo. En este sentido, también puede ocurrir que no tengas garaje propio en casa pero sí en el lugar de trabajo. 

La Ley de Propiedad Horizontal (Ley 49/1960), en su artículo 17.5, contempla que cualquier propietario de plaza de garaje que desee instalar un punto de carga podrá hacerlo. Simplemente deberá informar a la administrador de la finca.

Si se tratara de instalar en el aparcamiento del edificio un punto de recarga de vehículos eléctricos para uso privado, siempre que éste se ubicara en una plaza individual de garaje, sólo se requerirá la comunicación previa a la comunidad de que se procederá a su instalación. El coste de dicha instalación será asumido íntegramente por el o los interesados directos en la misma.”

¿Cómo y dónde cargo el vehículo eléctrico?

La maniobra es sencilla. Solo deberas enchufar uno de los extremos del cable al enchufe o punto de carga y el otro al vehículo. Así de fácil como un teléfono móvil.

Como podrás averiguar en nuestro artículo sobre cómo cargar un vehículo eléctrico existen tres modos de carga: lento, semi rápido y rápido. 

  • La carga lenta se lleva a cabo en el hogar a una potencia máxima de 3,7kW. Nuestra batería se encontrará totalmente cargada entre 8 y 10 hora después.
  • La carga semi rápida nos permite reducir el tiempo de carga prácticamente a la mitad. Es decir que la batería se cargará en aproximadamente 4 horas, a una potencia de 22kW.
  • La carga rápida se produce en la vía pública, en una estación de recarga. En estos casos el tiempo que tardamos en cargar el 80% de la batería sería de tan solo 30 minutos hasta el 80% de su capacidad. 

¿Cuánto cuesta mantener un coche eléctrico?

Tanto el coste de la recarga como el de las reparaciones es inferior al de sus homólogos térmicos. La razón radica en que la sencillez del motor eléctrico no contiene una serie de piezas que no haría falta mantener ni sustituir. En este sentido, no tienen ni aceite ni filtros de aceites, ni correa de distribución, ni embrague ni caja de cambios, todos ellos elementos costosos de reparar. 

En cuanto al coste de la carga, se recomienda cargar el coche en horario nocturno ya que la mayoría de empresas de electricidad posee un plan de precios más ventajoso para aquellos que contratan la discriminación horaria. Incluso, muchas de ellas han sacado planes especiales para sus clientes con vehículos eléctricos. En este sentido, se podrá enchufar el coche por la noche, en un determinado horario, a una tarifa de 0,08€ el kilovatio de media en el horario más económico. Incluso si tomamos el horario de carga más caro, el kilovatio tendría un coste de 0,15 céntimos por lo que recorrer 100 kilómetros nos saldría a 3,09€. 

¿Qué marcas y modelos de vehículo eléctrico hay en el mercado?

Los fabricantes están tomando conciencia de la nueva realidad de movilidad por lo que cada vez podremos disfrutar de una mayor variedad de modelos en el mercado. En la actualidad podemos encontrar más de 40 modelos entre vehículos eléctricos e híbridos enchufables. 

Nissan y Renault lideran las ventas de vehículos eléctricos, tanto con sus compactos, como en sus vehículos ligeros de mercancías. BMW les sigue de cerca y marcas como KIA o Hyundai tampoco se quedan atrás con vehículos atractivos y con autonomías generosas.

¿Puedo pedir las ayudas del gobierno?

Aunque aún escasas, las ayudas del gobierno y las comunidades autónomas existen y se pueden pedir. El importe de las ayudas concedidas hasta ahora entre los distintos planes sucesivos, MOVALT y MOVELE, rondaron los 5.000 euros para la adquisición de un vehículo eléctrico y de otros 1.000 para la instalación del punto de carga en el hogar.